¿Cuál es el significado de las Velas de 7 Colores?

Significado: Impulsar tus objetivos

El significado de las velas de 7 colores es el de potenciar tus propósitos.

Al igual que la salida del arcoiris siempre provoca esperanza o alegría, la vela de 7 colores es la esperanza o la fuerza necesaria para que se cumplan tus objetivos.

Los expertos en santería o en magia blanca parecen estar de acuerdo en que cada color representa un tipo de potenciador y que juntos tienen la fuerza necesaria para impulsar alguno de tus objetivos.

De ahí que esta vela no solo es conocida como la vela de 7 colores sino como la vela de las 7 potencias, por las 7 cualidades que posee gracias a cada uno de sus colores.

Las 7 potencias más destacadas son: fuerza, protección, unión, buena suerte, armonía, bienestar y prosperidad.

Aunque otros expertos aluden a otras cualidades dependiendo de las creencias que más vayan en consonancia con su modo de pensar.

En concreto en la santería se considera que los 7 colores representan a los siete dioses principales del panteón Yoruba, ellos son; Obatalá, Oggún, Orula, Oshún, Yemayá, Shangó y Elegguá. En conjunto al ser las deidades primordiales de sus creencias impulsan con su poder nuestros fines.

Por otro lado, la magia blanca, asocia cada color a una cualidad, los colores son el blanco que se asocia a la paz, el rojo que está asociado al amor, el azul para la protección necesaria para no ser interrumpido en nuestros logros, el naranja está asociado a la prosperidad, el verde asociado a la salud, el amarillo que se asocia al dinero y a la riqueza y por último el morado que se asocia al conocimiento.

En definitiva, es una vela que impulsa todo aquello que queramos conseguir, independientemente de si creemos que son nuestros dioses los que nos ayudan, las cualidades más importantes en la vida para conseguir cualquier objetivo o un conjunto de buenos potenciadores.

 

Tipos de velas de 7 colores

No todas las velas de 7 colores son iguales, la más común que te vas a encontrar va a ser la vela cilíndrica que todos conocemos, es la más corriente y la que tiene un poder neutral y que suele poder acompañar a todo tipo de rituales.

Pero también existen otras formas: piramidales, redondas o las bujías ( la vela alargada de siempre). Dependiendo de su forma, su poder varía y hay que tener en cuenta la fuerza que va a desplegar para usarla.

Por ejemplo, las velas de colores piramidales son las que más intensidad conllevan y por eso no deben usarse como las cilíndricas porque su potencia es mucho mayor.

Más colores de velas que te pueden interesar: